ABDOMEN

Obsesión por bajar centímetros de cintura en la mujer

Vamos a tratar el tema de la parte abdominal en la mujer. Es una parte un poco  “complicada de entender”, ya que no es fácil moldearla ni trabajarla.

Lo primero a tener en cuenta es que no es igual el abdomen de un hombre que el de una mujer. El de las mujeres posee una gran capacidad de elongación debido al proceso de gestación, y una capacidad de adaptación a los cambios de volumen abdominal antes y después del parto.

Por esta circunstancia los ejercicios abdominales han de ser distintos. Con esto no quiero decir que no se deban hacer abdominales tradicionales, sino que dependiendo de la situación de cada mujer se deberían hacer variaciones. Por ejemplo no es lo mismo si se ha tenido hijos. En caso de no haber tenido embarazos lo más normal es que se tenga un abdomen más fuerte y resistente, sobre todo en los músculos transversos. Esto es una gran ventaja ya que son los que consiguen un efecto de vientre más cerrado, llevando los rectos abdominales a estar más juntos consiguiendo una cintura más reducida. Sin embargo en el caso de una mujer que ha sido madre cambia la cosa, ya que se va a producir una Diástasis de rectos. Para corregirla es necesario realizar una buena alimentación, y ejercicios de abdominales y Core.

Hoy vamos a aclarar dos conceptos importantes, para tener claro lo que sucede y como se estructura nuestra parte abdominal.

EL CORE (Núcleo)

Trabajar el Core No significa hacer abdominales para conseguir el Six-Pack famoso. Hay que dejar claro qué músculos componen el Core: Diafragma, Oblícuos, Recto Abdominal, Psoas mayor y el gran olvidado Multifidus.

Esta zona muscular situada en el centro de nuestro cuerpo es importantísima, ya que es la que transmite fuerza del tren inferior al superior y viceversa. Piensa que todos los movimientos que hacemos parten de nuestro centro. Es fundamental para nuestra estabilización y coordinación, y ayuda a mejorar la postura.

Por eso debes trabajarlo de forma continua implicándolo en tu rutina diaria, sincronizando el  movimiento con la respiración

images1anatomiaabs

DIÁSTASIS DE RECTOS

Es la separación del musculo recto del abdomen. Se produce en la mayoría de mujeres embarazadas. El cuerpo está preparado para volver los músculos a sus sitio, pero muchas veces no ocurre, y más si se han tenido varios embarazos con poco tiempo de diferencia. Muchas mujeres se encuentran con una situación de vientre demasiado hinchado aún después de meses de haber dado a luz. E incluso muchas se encuentran en esa situación habiendo comenzado a hacer ejercicios abdominales para recuperar la figura. Pero la distensión abdominal no sólo afecta a mujeres embarazadas sino también a cualquier persona con un exceso de peso y más aún demasiada grasa en la zona de la barriga.

Pues bien, la situación de Diástasis abdominal es tan habitual como desconocida. Los músculos rectos del abdomen sufren una separación entre sí debido a la gestación. Estos músculos son los que nos mantienen erguidos y los que provocan la flexión bilateral del tronco. Es un estabilizador muy importante y va muy conectado a la buena respiración.

Estos músculos rectos deben estar lo más cerca de la conocida línea alba en la mitad vertical del abdomen. Tenerlos bien trabajados y definidos da una visión más estética y una cintura más reducida. Se trata de fortalecer de nuevo los músculos transversos.

655022_orig

Si la diástasis de rectos es bastante pronunciada, aconsejo acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, una inversión en una buena exploración te hará saber en qué punto estás y a partir de ahí, podrás tomar una decisión cual será tu siguiente punto a seguir sin ir a ciegas.

Antes de empezar cualquier programa de ejercicio, en este caso sería el de abdominales, hay que conocer en que punto partimos, que objetivo perseguimos y después trazar un programa para conseguir una buena “faja abdominal”. Creo que sería lo más razonable y saludable, en lugar de dejarnos llevar por el camino de las publicidades que venden milagros como las pastillas para un vientre plano, las cremas e inyecciones innovadoras que te cambian el cuerpo en 30 días o la liposucción que ataja de la peor manera según mi criterio.

Todo sacrificio te lleva a una recompensa, ese siempre será el mejor camino y sin riesgos para tu salud.

He publicado en mi canal de Youtube un vídeo explicativo con ejercicios y consejos que os ayudarán.

Si tienes algun amig@ que le pueda  interesar este post, compártelo!

Quizá lea algo que le interese

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s